0

Satisfacción del Paciente

0

Encuesta Completada

Bursitis Olecraniana

Bursitis Olecraniana

Diagnóstico:

La bursitis es una afección en la cual ocurre la inflamación de los pequeños sacos de líquido, también conocidos bajo el nombre de bolsas, que se encargan de proporcionar lubricación y amortiguación a las áreas entre los tendones y los huesos. La bursitis del codo va a ocurrir cuando hay demasiada presión o fricción sobre la bursa, como resultado de una acción repetitiva o un trauma. Las personas que padecen bursitis se van a quejar de dolor en el codo, que se puede acompañar de sensibilidad, hinchazón y/o sensación de calor al tacto. Algunas patologías, como la artritis reumatoide y, en algunos casos, una infección bacteriana, pueden provocar que se produzca la bursitis olecraniana. Si se sospecha que la bursitis es causada por una infección de origen bacteriano, se extraerá una parte del líquido en la bolsa inflamada con una aguja para determinar si las bacterias están creciendo y si es necesario indicar un tratamiento a base de antibióticos.

Opciones de Tratamiento:

Aspiración

La aspiración es una técnica de tratamiento en la que insertará una aguja en la bursa inflamada y se eliminará el exceso de líquido. La aspiración suele ir seguida de la compresión.

Compresión

La compresión es un método de tratamiento que puede ser usado solo o después de realizar la aspiración. Cuando un individuo no se está aplicando hielo a la bursa inflamada, se usará un vendaje de compresión elástico para estabilizar el área y reducir así la probabilidad de exacerbar la inflamación.

Cortisona

Dependiendo de la naturaleza de la bursitis, se pueden indicar antiinflamatorios fuertes, como una inyección de cortisona para reducir el dolor y la hinchazón. Esto en algunos casos puede ser una solución permanente.

Terapia Física

Si la bursitis no es desencadenada por una infección de origen bacteriano, la terapia física puede ser prescrita. La fisioterapia se usará para fortalecer los músculos del área afectada con el fin de aliviar la tensión y, en última instancia, reducir el dolor.

Cirugía

Se puede recomendar la extirpación quirúrgica de la bursa, en caso de que la bolsa esté infectada; y ni la aspiración de líquido ni los antibióticos han surtido efecto. La cirugía va a consistir en extirpar toda la porción infectada de la bursa; la cual volverá a crecer sanamente en los meses posteriores a la intervención quirúrgica.

Solicitar una Cita

Citas en la oficina, o telemedicina disponible en todo el mundo


    SiNo

    telemedicinavisita a la oficina
    es_MXEspañol de México